Decidir cuáles deberían ser las tarifas personales por hora es una de las tareas más difíciles entre freelancers. Cómo estimar de manera efectiva los costos y ponerle precio a tu trabajo es especialmente más complicado cuando recién comienzas.

Independientemente de cómo planifiques la facturación, ya sea por hora, por retención o por proyecto, debes calcular tu tarifa personal para proporcionar un estimado justo. Afortunadamente, hay muchas herramientas y recursos para facilitar este proceso, además de tomar en cuenta factores como: el tipo de trabajo requerido, los plazos, etc.

Para ayudarte en el proceso, te compartimos una guía básica sobre los pasos esenciales que debes tener en cuenta al momento de decidir cuánto cobrar por tu trabajo freelance.


Paso 1: Identifica tu ingreso anual objetivo

Antes de adentrarte en el maravilloso mundo de los negocios, debes decidir cuánto dinero quieres devengar anualmente. Tal vez solo quieres ganar un poco más de lo que ganabas en tu trabajo de oficina, o tal vez quieres superar ese salario con creces (lo cual también requerirá un mayor esfuerzo y horas laborales).

Debes pensar en los gastos por costo de vida, gastos como el alquiler, servicios públicos, seguro(s), facturas, comestibles, dinero de emergencia, etc. Agrega a eso la cantidad de dinero que deseas ahorrar en un año determinado. Y con esto ya estipulado, puedes calcular tu ingreso anual objetivo.


Paso 2: Calcula tu inversión de tiempo

A continuación, averigua cuánto tiempo puedes dedicar razonablemente a cada trabajo independendiente. Hay 365 días en un año, y cuántos de ellos pasas trabajando depende de ti. Por esto, considera los días vacacionales, días enfermo y esos en estés demasiado cansado ​​para trabajar (suceden). Pero también toma en cuenta si trabajarás los fines de semana.

Una vez que tengas una idea de cuántos días del año estarás trabajando, decide cuántas horas trabajarás cada uno. Un ejemplo: 240 días de trabajo, 8 horas por día = 1,920 horas por año.Ahora, no se te pagará por cada hora que pases delante de la computadora.

Calcula un estimado de las tareas de gestión empresarial (consultar el correo electrónico, la facturación, etc.) y la prospección. Resta estas horas de tu total para obtener la inversión de tiempo anual real.

 

Paso 3: Determinar tu índice por hora

Ahora que tienes toda la información que necesitas para calcular tu tarifa por hora, toma tu ingreso anual objetivo + gastos comerciales y divide eso por tus horas anuales facturables.

Si encuentras oportunidades para cobrar más, esas serían ganancias adicionales por encima de tu salario objetivo.

 

Paso 4: Honestidad sobre el nivel de habilidad

¿Cuánta experiencia tienes en el área? Sé honesto. Al igual que un trabajo tradicional, cuando inicies estarás en el extremo inferior de la escala salarial si no tienes mucha experiencia (muchos clientes se fijan en cuántos trabajos ya has completado y si eres alguien de fiar).

Sé honesto sobre el tiempo que te llevará terminar determinado proyecto. Por lo general, es una buena medida, especialmente cuando se inicia por primera vez, dar los plazos con mayor antelación de la que usted cree que le tomará terminar.

 

Paso 5: Considera el Pago por Hora vs. Pago por Proyecto

Hay ventajas y desventajas para ambos. La carga según el proyecto es mejor para cuando haya realizado un proyecto similar anteriormente, así sabrás cuánto tiempo y cuánto esfuerzo necesita aproximadamente. O, si diseñas o desarrollas un sitio web, considera cobrar por la página. Recuerda que un sitio de diez páginas y uno de veinte tendrían costos diferentes. Piensa en el valor que les aporta a ellos y a su negocio.


Paso 6: No te olvides del valor

Usar una tarifa por hora supone una gran limitación en tu potencial de ganancia: el tiempo. Sólo hay tantas horas en el año para ganar dinero. Los trabajadores freelance trabajan en promedio menos de 40 horas por semana, pero el 79% dice que gana más dinero por cuenta propia dentro de un año después de dejar sus trabajos tradicionales.

¿Pero cómo lo hacen? A través de trabajos con precio fijo. Decirle a los clientes cuánto costará un proyecto, no cuánto tiempo le tomará, es dónde está su verdadero potencial de ingresos. Te mostramos dos escenarios distintos para un redactor freelance: 

Le tomará 2 horas redactar un artículo de 1500 palabras por L. 150 / hora
Redactará un artículo por L. 300
El primer escenario deja al cliente preguntando: ¿Vale la pena pagarles tanto por hora? Tal vez, tal vez no.

En el segundo escenario, preguntan: ¿un artículo original, personalizado y de 1500 palabras por 300 lempiras? Sí.

De repente, las personas están pagando por el valor de tu servicio, no por el valor percibido de tu tiempo. Cuando envíes una cotización a un nuevo cliente, elimina las horas del escenario. Diles cuánto costará. Luego puedes comenzar a cobrar más dinero por la misma cantidad de trabajo.

Paso 7: Apóyate en la comunidad de Freelancers

Online o no, este tipo de comunidades no solo expandirán tu red de contactos, también son una excelente manera de intercambiar ideas y conocer formas de mejorar tu negocio. Además, es posible que puedas obtener algunas ideas sobre cómo cobrar a tus clientes.

Si sigues los primeros 7 pasos de ésta guía para determinar tu tarifa, tendrás un excelente punto de partida. Ahora ya sabes cuánto debes cobrar como mínimo para alcanzar tus objetivos de ingresos. ¡Hoy es buen día para iniciar!

Recuerda compartir y comentar si te ha gustado el artículo. ¡Buena suerte!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *