La confianza es especialmente crucial en las relaciones entre profesionales freelance y los clientes. Solo con la confianza de tu cliente podrás contar con la capacidad de liderar la estrategia, probar nuevas ideas y tomar decisiones sobre la marcha al ejecutar un plan.

Cuando un cliente confía en ti, tienes la libertad de producir tu mejor y más creativo trabajo. A cambio, es más probable que te contraten y te refieran para más trabajos. Honduras Digital Challenge te presenta las 8 claves para construir y mantener la confianza con tus clientes, ¡desde la etapa inicial hasta el final!

 

1) Comparte testimonios y muestras de tú trabajo.

Tu trabajo anterior contará mucho sobre cómo te desempeñas, al igual que los tipos de clientes con los que has trabajado. Si un cliente potencial es una empresa emergente de tecnología de alto perfil, por ejemplo, se sentirán mucho más cómodos al saber que has trabajado para otra empresa de tecnología de alto perfil.

Aún más importante que mostrar tu calidad de trabajo, es saber cómo te desempeñas en el rubro. Si cumples con los plazos, si eres un buen comunicador, etc. Los testimonios ayudarán a generar confianza incluso antes de hablar con un cliente potencial.

 

2) Correo electrónico como un profesional.

Cómo te presentas en tus comunicaciones iniciales con clientes nuevos y potenciales es crucial para generar confianza. Eso no significa que necesites ser formal, pero sí dar buena impresión. Un correo electrónico eficaz se trata más de ser relevante, breve y directo sin dejar de ser amistoso.

Habla con tu cliente como lo harías con un colega. Dependiendo de tu estilo, puedes mantenerlo casual, pero asegúrate de presentarte como el representante profesional y comercial que eres.

Por ejemplo, si estás elaborando un tono o estilo de comunicación, habla sobre tus puntos débiles y responde cualquier pregunta o solicitud que mencionaron en la descripción del trabajo, brevemente. Comparte ejemplos e ideas amplias de lo que lograrías para ellos.

Si tienes una llamada telefónica con un cliente potencial o nuevo, sigue con un correo electrónico recapitulando los principales puntos cubiertos y los próximos pasos. Continúa con este hábito después de que se conviertan en un cliente. Cuanto más tenga por escrito, mejor será para mantener la confianza en el futuro.

Siempre es bueno poder hacer referencia por escrito a los puntos por los que hayas acordado si surge un problema. Es increíble lo rápido que un error tipográfico puede hacer que alguien, especialmente un cliente potencial, pierda confianza en ti.

 

3) Sé respetuoso de su tiempo.

Tanto tú como tu cliente están ocupados, sé respetuoso con el tiempo de todos. Eso significa mantener llamadas o reuniones a la cantidad de tiempo programado, no cancelar o reprogramar a último minuto, y mucho menos aparecer o llegar tarde, etc.

Esto, entre más clientes tengas, más difícil será. Pero también trata de ser flexible a su agenda de llamadas y reuniones cuando planifiques las comunicaciones. Si tienen una reunión de equipo acordada por todos cada lunes, haz lo posible para que funcione.

Esto demostrará que te importa y quieres formar parte del equipo como profesional independiente. Que estás enterado de su misión y cultura y quieres ser parte del proceso de planificación.

 

4) No dejes a tu cliente en el aire.

Para mantener la confianza y una reputación positiva, debes ser comunicativo SIEMPRE, incluso cuando tengas problemas con las expectativas del trabajo. Si por alguna razón necesitas dejar ir a un cliente o te das cuenta de que ha realizado demasiado trabajo, haz lo que puedas para hacer la transición sin problemas.

Termina el proyecto siempre que sea posible. Si eso no es posible, intenta encontrar un reemplazo que puedas recomendar. Haz todo lo posible para preparar el proyecto para el traspaso: prepara archivos en una carpeta, crea instrucciones y procesa documentos, etc.

No importa tu próximo paso, lo peor que puedes hacer es desaparecer por completo. Te verás poco profesional y perderás en el negocio de marketing de boca en boca, a la larga.

 

5) Cumple con tus plazos.

Es algo obvio, ¿verdad? La mejor manera de construir y mantener la confianza con tus clientes es cumplir sus plazos de manera consistente con un trabajo de calidad. Las fechas límite no son fechas arbitrarias. Hay una ciencia e importancia detrás de ellas. Si pierdes tu fecha límite, podrías estar rechazando un proyecto futuro.

A veces, cumplir con las fechas límite significa recurrir a tu cliente. No tienes que decir que sí o estar de acuerdo con todo. Si tu cliente te pide que cumplas con un plazo no realista, explícale respetuosamente que no podrás completar el trabajo para entonces. Si retroceden, detalla qué implicaría para ti llevar a cabo la tarea o el proyecto. Es muy probable que logres comprometerte en una fecha que funcione para ambos.

Naturalmente, a veces tendrá que pasar toda la noche en un proyecto urgente: esa es la naturaleza de cualquier trabajo. Mientras no sea todas las semanas, estas excepciones deberían ser manejables. Y cuando lo hagas, tu cliente estará agradecido por ello.

 

6) Comunícate de manera efectiva y comunícate en exceso, cuando sea necesario.

Si por alguna razón no puedes cumplir con un plazo, comunícaselo a tu cliente lo antes posible. Las cosas suceden, profesional y personalmente, tu cliente lo sabe.

Simplemente mantén abiertas las líneas de comunicación y prepárate para explicar por qué no podrás cumplir con la fecha límite, presentando o preguntando por una fecha alternativa.

Esto disminuirá las posibilidades de que se alteren y hará que sean más propensos a acomodarse a tu horario. La comunicación efectiva va más allá de simplemente lanzar y comunicarse en torno a los plazos. Dependiendo del tipo de proceso que tú y tu cliente hayan configurado, asegúrate de cumplir con ello.

Esto podría ser registros semanales o resúmenes a través de Slack, correos electrónicos de seguimiento, informes mensuales, etc. Asegúrate de comunicar qué has logrado y cómo has impactado el negocio de tu cliente. A los clientes les encanta ver cómo los autónomos están gastando su tiempo, porque cada hora que se gasta es un presupuesto gastado.

7) Sé honesto y pide comentarios.

Si tu cliente no ofrece comentarios abiertamente, solicítalo. Esto le mostrará que te importa el trabajo de calidad y si están contentos o no. Que estás comprometido a cumplir y superar las expectativas. También muestra que estás abierto a aprender y crecer como profesional, lo que los hará más propensos a ampliar el alcance de tu trabajo en el futuro.

A su vez, cuando tu cliente solicite retroalimentación sobre sus habilidades o procesos de gestión (este es un signo de un gran cliente), presenta las ideas que tengas para ellos. Cuanto más pueda mejorar sus procesos y ahorrarle tiempo y dinero, más confiarán en ti.

 

8) Sé tu mismo

Una parte de ser honesto significa ser tú mismo. Puedes ser profesional y ser tú mismo. Es decir, ser genuino te hace más identificable y accesible, lo que a su vez facilita la construcción de relaciones con tus clientes. A veces, generar confianza es simplemente una cuestión de tratar a un cliente cómo le gustaría que lo trataran. ¿Has contratado a alguien antes? ¿Qué esperabas de ellos? ¿Cómo querías que la relación funcionara?

 

La forma de cuidar y nutrir tus relaciones con confianza es el factor influyente número uno para el éxito en el mundo freelance. La confianza permite una comunicación abierta, autonomía, respeto mutuo y colaboración efectiva. ¡No la dejes de lado! Y tendrás éxito en tus futuras relaciones laborales.

2 comentarios en “8 claves para generar confianza con tus clientes como freelancer”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *