HDC: Cuatro años impulsando el emprendimiento digital en Honduras

Inicio » HDC: Cuatro años impulsando el emprendimiento digital en Honduras
HDC noticias

En la última década, la tecnología, y más puntualmente los negocios digitales, han cambiado radicalmente la forma en la que vivimos y trabajamos. Las aplicaciones móviles y redes sociales han tenido un rol fundamental en este proceso de cambio. Por poner algunos ejemplos, puedes conectarte con un cliente potencial a través de LinkedIn, transportarte a sus oficinas con Uber, escuchar música en el camino con Spotify, pedir comida a domicilio a través de Deliveroo, volver a tu oficina con un scooter de Lime, manejar a casa guiado por Waze, y reunirte con tu equipo de trabajo a través de una reunión virtual de Zoom.

Esta “revolución” digital ha sido guiada principalmente por “startups”, o empresas emergentes, que desarrollan sus modelos de negocio haciendo uso de tecnologías digitales. Las startups se basan en negocios que les permitirán ser escalables más rápida y fácilmente que una PYME (Pequeña y Mediana Empresa). Algunos las definen como “grandes empresas en su etapa temprana”.

Estos negocios han atraído la atención de múltiples inversionistas que depositan grandes sumas de dinero con la esperanza puesta en las altas tasas de retorno que son proyectadas. Entre 2010-2019, a nivel global, se estima que se han invertido más de $1.5 trillones de dólares americanos en capital de riesgo, en su mayoría en negocios impulsados por “startups”. Además, muchas startups logran ser adquiridas por grandes compañías transnacionales (acto conocido como “exit”), lo cual es el objetivo final que muchas de ellas tienen. Por ejemplo, Amazon compró en 2018 a “Ring”, una startup que se dedica a la producción de timbres inteligentes para casas, por un monto cercano al billón de dólares americanos ($1 billón).

Inversiones Globales en Capital de Riesgo 2010-2019

Si bien la mayor parte del capital de riesgo ha sido invertido en los Estados Unidos de América y en China, el mercado latinoamericano ha demostrado tener mucho potencial, pues algunas de sus startups han recibido inversión extranjera, mientras que otras de ellas han sido adquiridas por grandes corporaciones. Por ejemplo, la compañía japonesa SoftBank invirtió mil millones de dólares americanos ($1,000 millones) en la startup colombiana “Rappi” que se dedica, principalmente, a realizar entregas de comida rápida a domicilio. Por otro lado, Walmart adquirió por $225 millones de dólares americanos a la startup Cornershop”, que se dedica a “hacer el supermercado” por sus clientes en México y Chile.

Honduras cuenta con un ecosistema joven para las startups, con aún mucho trabajo por hacer para fomentar la inversión de capital de riesgo, y para contar con un marco regulatorio adecuado para la operación de las mismas. Sin embargo, algunas startups, principalmente con capital extranjero, han demostrado que el mercado hondureño es atractivo para aquellos que brindan una propuesta de valor interesante. Ejemplo de ello son las empresas de “delivery” (entrega de comida a domicilio) tales como Hugo (de origen salvadoreño), Glovo, o Uber Eats que han generado una cantidad importante de usuarios en el país. Por otro lado, empresas hondureñas de índole tecnológica (que nacieron como startups) también han demostrado tener éxito en el extranjero, exportando tecnología desarrollada por talento hondureño. En este grupo se encuentra la empresa Iconic (antes Icoms), que se ha destacado al vender sus productos de software en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, a clientes de renombre.

Contando con talento para desarrollar emprendimientos tecnológicos, un mercado local que tiene buena recepción hacia soluciones tecnológicas que resuelvan problemas o necesidades reales, y un mercado internacional dispuesto a innovar, el panorama para las startups hondureñas es prometedor, pero es necesario que reciban acompañamiento por parte de expertos que les apoyen en el duro camino de emprender y que las preparen para aspirar no sólo a participar en el mercado hondureño, sino también a tomar un rol protagónico en otros mercados regionales (Latinoamérica) e internacionales (p. ejm. USA, Europa).

A inicios del 2017, por iniciativa del Banco Mundial y por impulso del Banco Atlántida y otros socios, nace el Honduras Digital Challenge: una plataforma que brinda las herramientas y apoyo necesario a aquellos que desean desarrollarse como profesionales, o bien emprendedores, en el ámbito de la tecnología digital. A través de talleres, conferencias, y un proceso de pre-incubación, el HDC (Honduras Digital Challenge) ayuda a fomentar la creación de empresas exitosas en la región y a preparar a los emprendedores que las lideran junto a sus equipos de trabajo.

En sus tres primeras ediciones, el HDC ha dejado más de 850 emprendedores capacitados, más de 30 empresas tecnológicas formadas, 28 eventos realizados, 154 empresas tecnológicas pre-incubadas, 11 equipos que brindan soluciones digitales para la transparencia,  y más de 1,400 participantes en distintos eventos.

Este 20 de enero de 2020, se inicia la cuarta edición del Honduras Digital Challenge, donde con nuevos aliados, como la UNAH junto al Cisco Networking Academy y el COHEP, este nuevo año promete muchas oportunidades para el desarrollo de nuevos (o jóvenes) emprendimientos digitales.

El HDC apoya, en líneas generales, a dos grupos de personas involucradas en el grupo de los negocios digitales:

  1. Los “elancers” o “freelancers” quienes de manera independiente ofrecen sus servicios de programación, diseño gráfico, animación, entre otros, a empresas, tanto locales como internacionales, que requieren de sus servicios. A través de talleres, conferencias, y mentorías, el HDC busca lograr abrir oportunidades para sus participantes, al presentarles plataformas donde puedan ofrecer sus servicios, al igual que aconsejándoles con mejores prácticas para obtener más clientes y mejores resultados.
  2. Las “startups” o emprendimientos digitales que requieren de financiamiento, exposición, y asesoría para dar los pasos correctos en el camino a convertirse en negocios rentables que innoven los sectores en los que participen. Para ellas, el HDC organiza el “Startup Challenge” donde se apoyan a dos tipos de empresas o emprendimientos digitales:
  3. Pista Idea: Para aquellas ideas de negocio que desean convertirse en negocios reales. Durante el proceso de pre-incubación se les ayuda a definir un prototipo de su producto o servicio para que estén listos para arrancar.
  4. Pista Vuelo: Para aquellas empresas que tienen un prototipo existente, o un producto mínimo viable, con menos de dos años de existencia y que facturan menos de $5000 (dólares americanos) mensuales.

Por ser un programa de dos meses, en el cual se tiene contacto constante con los participantes, se puede decir que el Startup Challenge es quizá el aporte más significativo del HDC para el ecosistema emprendedor de Honduras y la región. Para elegir a los participantes de este programa, se reciben aplicaciones (a través del sitio web www.hondurasdigitalchallenge.com) de entre las cuales se seleccionan a los equipos que serán apoyados durante el Startup Challenge. El programa finaliza con un “Demo Day” donde un grupo de expertos elige ganadores para cada pista, quienes reciben premios en efectivo y en especie para que den un salto en el desarrollo de sus negocios.

Ganadores Startup Challenge 2019

Entre los beneficios del Startup Challenge se encuentran los siguientes:

  • Una red de mentores nacionales e internacionales: Participantes de ediciones anteriores, emprendedores experimentados, ejecutivos de empresas reconocidas, entre otros, forman parte del grupo de mentores que se dispone a apoyar continuamente a cada uno de los participantes del Startup Challenge. Entre los mentores nacionales, por ejemplo, se encuentran los fundadores de la antes mencionada empresa Iconic.
  • Llamadas semanales con emprendedores internacionales: Se cuenta con el apoyo de emprendedores internacionales que tienen la disposición de colaborar con los equipos participantes, contándoles su experiencia que resulta ser sumamente valiosa para aquellos que están emprendiendo un camino similar. En el pasado, se ha conversado con personal de Hugo, Seedstars, entre otros.
  • Acceso a espacios de “co-working” u oficinas compartidas: Se ofrece a los emprendedores espacios adecuados para que trabajen en sus emprendimientos.
  • Licencias y créditos para plataformas de aprendizaje y desarrollo: Tales como Platzi, Cisco Networking Academy, y Amazon Web Services.
  • Conferencias, mentorías, seminarios, talleres sobre tecnología y emprendimiento: que permitirán a los participantes desarrollar sus capacidades.
  • Premios en efectivo y en especie: para los emprendimientos más prometedores.

Más allá de los beneficios que los emprendedores puedan obtener durante los meses de pre-incubación, en el HDC se ha ido creando una comunidad de emprendedores que continúan recibiendo apoyo de los socios, se ayudan a crecer entre ellos, y a quienes se le amplían los horizontes para llevar su emprendimiento a nuevos mercados. También, han surgido nuevos equipos que se conocieron en la comunidad del Honduras Digital Challenge.

Por mencionar algunos exalumnos del programa de pre-incubación que han logrado tener éxito en el extranjero, al igual que en el medio local, se tiene a Cloudbiz, ganador de la pista vuelo en 2017, y a Atlas Home quienes fueron seleccionados por la aceleradora Rockstart de Colombia. Internet of Trees (alumni HDC2017)participó en la aceleradora Startupbootcamp London IoT en Inglaterra. Chekku (alumni HDC2018) participó en el programa de aceleración de Startup Chile. Finalmente, CLOIK y Mi Negocio Mejor fueron capacitados en Nevada (USA) por el Small Business Development Center.

No queda duda que lo que le depara al Honduras Digital Challenge y sus participantes es seguir creciendo y generando un mayor impacto en la economía y bienestar del país, de la mano de tecnologías digitales.

Los invitamos a estar atentos al desarrollo del programa a través de las redes sociales y medios de prensa, y se agradece a los socios que hacen de este programa una realidad: Banco Atlántida, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Centroamericano de Integración Económica, USAID, COHEP, Corporación Televicentro, Grupo Karims, USAP, UNITEC, UNAH, Cisco, AFP Atlántida, Cable & Wireless, Espresso Americano, y Startup SPS.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba