fbpx

TECNOLOGÍAS MÁS HUMANAS PARA UN MUNDO POST-PANDEMIA.

Inicio » TECNOLOGÍAS MÁS HUMANAS PARA UN MUNDO POST-PANDEMIA.

El objetivo principal del Honduras Digital Challenge en su quinta edición del 2021 será fortalecer las empresas e innovaciones tecnológicas, capacitando y brindando herramientas para juntos poder trabajar en la Transformación Digital para la Reactivación del País.

Imagina cómo será el mundo dentro de unos meses, cuando todo haya vuelto a una cierta normalidad. Aunque podamos recuperar ciertos hábitos, ya nada será como antes. La pandemia nos ha hecho adoptar nuevas actitudes que no desaparecerán fácilmente y que impulsarán tendencias tecnológicas, comerciales y sociales que afectarán a empresas e industrias de modo desigual: algunas se verán favorecidas y otras amenazadas, pero todas se verán obligadas a innovar pensando en lo que de verdad importa a las personas. Un estudio de Future Systems, realizado a finales de 2019 entre más de 8.300 empresas, indicaba que el 76% tenía planes para modernizar sus sistemas de TI en tres o cinco años. Ahora la pandemia recorto estos plazos .

Las empresas deberán realizar grandes esfuerzos para adaptar la tecnología a los nuevos comportamientos generados por la nueva realidad, para lo que deberán tener en cuenta cinco puntos importantes:

  1. Trabaja la confianza a futuro: Las personas empezarán a tener en cuenta los posibles imprevistos a la hora de tomar grandes decisiones, como comprar una casa o elegir una carrera. Las garantías que se ofrezcan al cliente y la confianza que se le inspire serán fundamentales y harán falta multiplicadores de confianza que permitan generarla de forma rápida y creíble.
  2. Si es posible, prefiero hacerlo por Internet: La COVID-19 ha hecho que hasta los más reacios a la tecnología acudan a Internet. Aunque con el levantamiento de restricciones su uso ha podido caer un poco, muchos siguen sintiéndose atraídos por la comodidad y seguridad de Internet. Por eso, eliminar las barreras tecnológicas será cada vez más importante. Además, las compañías no deben renunciar a lo real y tendrán que estudiar la forma en que experiencias virtuales y reales puedan complementarse.
  3. La salud es primero: Según una encuesta de Accenture realizada en marzo a más de 3.300 consumidores en 15 países, el 81% incluyó “la salud de familiares y amigos” entre sus tres máximas prioridades. Es probable que esa actitud se mantenga, por lo que las personas reexaminarán prácticamente cualquier experiencia, producto y servicio en función de cómo afecte a su salud. En cierto modo, todas las empresas tendrán que convertirse en empresas casi sanitarias.
  4. El hogar es donde me siento más seguro: El hogar sigue siendo el epicentro de la experiencia vital, por lo que se destinará un porcentaje cada vez mayor del gasto (sobre todo en tecnologías y productos relacionados con el confort, la seguridad y la salud). Gran parte de las innovaciones partirán de ciudadanos, que han tenido que quedarse en casa para teletrabajar o cuidar a sus seres queridos y han tenido que dar respuesta a sus necesidades con creatividad. Las empresas deberán fijarse en cómo se está innovando en los hogares y estudiar la forma de adaptar sus productos a lo que podríamos llamar el nuevo uso mixto del hogar.
  5. Cada uno debe ser responsable de lo que hace: Muchas empresas han tratado de humanizar sus marcas al mismo tiempo que su tecnología: han reconvertido sus fábricas para dedicarlas a la producción de ventiladores, equipos de protección personal y otros artículos básicos para el personal sanitario. Algunas instituciones financieras han ampliado los plazos de devolución de préstamos o han facilitado el pago de hipotecas, compañías de seguros han facilitado el aplazamiento de pólizas.

Aunque el futuro está plagado de incertidumbres, una cosa está clara: es el momento para que las empresas cambien su forma de actuar y se decidan a adoptar medidas proactivas para reaccionar a aquello que pueden controlar. Desde acelerar las transformaciones digitales hasta humanizar las marcas y generar confianza con una mayor transparencia, pasando por modificar cadenas de suministro y adoptar modelos y herramientas virtuales. Los efectos positivos de las medidas que adopten hoy perdurarán a lo largo de los años.

Fuente: elpais.com/tendencias

Redacción para blog HDC: Dimas Espinal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Ir arriba