fbpx

Cómo hacer un Pitch

Inicio » Cómo hacer un Pitch

¿Qué pasaría si tenemos un excelente negocio, con mucha calidad de producto o servicio, nos subimos a un elevador y nos encontramos con un potencial cliente? ¿Sabría cómo ofrecerle mi producto o servicio? En el mundo del emprendimiento, todo se trata de negocios, oportunidades de venta, compra, fidelización de clientes, etc.

Para poder vender y generar los ingresos deseados, es necesario que aprendamos a cómo exponer nuestro producto de forma breve, si bien es cierto, nosotros mejor que nadie sabemos lo que ofrecemos, sus componentes, su calidad, pero… ¿Sabemos venderlo? Para eso se elabora un Pitch.

Primero que nada, debemos saber que un pitch no es improvisado, este requiere un diseño previo. Ya que es una presentación que se realiza para que un posible inversor, considere la opción de invertir en tu empresa o de hacer negocios juntos.

También es muy importante memorizar su secuencia, de manera que no iniciemos con el final y terminemos con el inicio, este debe llevar un orden. Y como las oportunidades de generar negocios se presentan en diferentes maneras, existen varios tipos de pitch:

  1. High Concept Pitch
  2. Demo Day Pitch
  3. Investor Pitch
  4. Elevator Pitch

Un punto importante para tomar en cuenta es nuestra audiencia, ¿Es tecnológica o tradicional? De esta forma podríamos determinar el lenguaje a utilizar, si debe ser un lenguaje técnico o bien, algo un poco más explícito. También tener claro qué es lo que queremos obtener de esta audiencia, puede ser inversión, un cliente o talento humano para nuestro proyecto.

Lo ideal para poder diseñar nuestro pitch es conocer bien nuestro producto o servicio, identificar el problema, ofrecer la solución. También podemos iniciarlo contando una historia, mencionando sus beneficios. En caso que sea un pitch para un posible inversor, debemos también recalcar qué es lo que necesitamos, qué estamos buscando y destacar nuestro roadmap, mostrar nuestro equipo para generar confianza y poder ser tomados en cuenta para inversión.

Haz algo memorable, hacer que nuestra audiencia, sea quien sea, recuerde nuestro pitch y nuestra marca se posicione en su mente, para ser tomados en cuenta en vista de poder solucionar el problema que tengan.

Y no olvides la llamada a la acción, dando a conocer las plataformas digitales o de contacto para que ese posible cliente, inversor o talento humano pueda contactarte y hacerse de tus servicios.

David Gómez.
Redacción para blog HDC.

Fuente:
Equipo Técnico HDC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba